¡500.000 menús repartidos!

En la parroquia de Santa Tecla de Barcelona celebramos que hemos repartido 500.000 menús de comida en seis años.

Cada día, 450 personas comen un plato caliente y nutritivo en los siete comedores sociales de la ciudad de Barcelona con los que colabora la Asociación de Voluntarios de la Delegación del Barcelonès y del Vallès Occidental: “Nuestra misión es llevar la comida hasta la puerta del comedor social y luego el comedor es el que se organiza internamente”, explica Cristina Marsal, coordinadora del proyecto Alpan (Aliments per a necessitats) dentro de la Asociación de Voluntarios de ”la Caixa”.

Son muchas la piezas que juegan un papel crucial en este puzzle. De los 30 hoteles con los que colaboran, diariamente 2 son los responsables de preparar entre 50 y 100 menús que han sido diseñados para cada comedor teniendo en cuenta las características de sus usuarios. De lunes a viernes, seis voluntarios de ”la Caixa” conducen las cuatro furgonetas que hacen la ruta por los comedores sociales para el reparto. Y finalmente un grupo de voluntarios de distintas entidades preparan la mesa para los comensales y se quedan durante el servicio sirviendo.

Los 450 beneficiarios del proyecto “no corresponden a ningún patrón concreto” explica la coordinadora, ya que este proyecto abarca muchos barrios y cada uno tiene unas características diferentes. Hay comedores donde el peso recae sobre la inmigración y otros en familias con niños que no tienen servicio de acogida en el colegio. También hay casos en los que son los padres los que recogen la comida en tuppers y se la llevan a casa para los niños, lo que les permite comer en su casa y mantener cierta normalidad.

Como todo gran proyecto, este empezó discretamente con 50 comidas. Aunque  como dice Cristina “nuestro objetivo es fracasar y que no nos necesiten”.

Comparte en redes sociales