Conoce a las coordinadoras de la Asociación de Voluntarios de ”la Caixa”

Los voluntarios son el motor de la Asociación de Voluntarios de ”la Caixa”, y la labor que realizan viene marcada por las grandes áreas de actuación establecidas en el Plan Estratégico de la Asociación para 2017-2019: Pobreza infantil y exclusión social, Salud y personas mayores, Empleabilidad e inserción laboral y Educación financiera.

Dentro de estas cuatro grandes áreas, encontramos a los coordinadores, personas encargadas de tener una visión global de cada ámbito, trasladar buenas prácticas de cada territorio y, sobre todo, detectar las necesidades de los voluntarios y apoyarles en su labor del día a día. Los coordinadores idean formaciones e impulsan actividades, así como materiales de apoyo, etc.

¿Quiénes son las coordinadoras?

El o la coordinadora de actividad es el responsable de impulsar en todo el territorio las acciones y actividades relacionadas con el área específica que coordina. Actualmente, las coordinadoras son: Carme Osete, coordinadora del Programa de Pobreza Infantil; Dolors Carrera, coordinadora del Programa de Educación Financiera para Adultos; Mercè Sagol, coordinadora del Programa de Educación Financiera para Jóvenes y Aurora Rayón, coordinadora del Programa de Empleabilidad e Inserción Laboral.

Sus funciones principales son:

  • Animar a los voluntarios a aportar ideas para impulsar actividades con impacto en cada ámbito
  • Detectar necesidades y desarrollar material y formación de apoyo
  • Coordinar el funcionamiento de su área de actuación y trasladar buenas prácticas en todo el territorio
  • Compartir información y experiencias entre delegaciones
  • Fomentar la colaboración con asociaciones y entidades de cada territorio

(De izquierda a derecha y de arriba abajo, Dolors Carrera, Aurora Rayón, Mercè Sagol y Carme Osete.)

Además de su labor de gestión, lo que más destacan los coordinadores es el contacto directo con los voluntarios, tal y como nos cuenta Aurora Rayón, coordinadora de Empleabilidad e Inserción Laboral: “Lo que más me gusta de mi labor como coordinadora es poder estar en contacto con muchos voluntarios, muy diversos, pero con los que comparto la satisfacción de emplear parte de nuestro tiempo en ayudar a alguien que lo necesita a encontrar una salida laboral, que es una de las formas más directas y rápidas de mejorar su vida y a la vez la de todo su entorno.

Esta característica transversal del trabajo de los coordinadores es, quizá, una de las más importantes, ya que sirve para impulsar cada una de las diferentes áreas en todas las delegaciones, aprovechando las mejores experiencias de cada delegación para extrapolarlas a otras, y fomentar las actividades de la línea.

Por último, Carme Osete, coordinadora del Programa de Pobreza Infantil, hace un llamamiento a aquellos que todavía no se han animado a ser parte de la gran familia que es el voluntariado: “Todos los voluntarios afirman que reciben más que dan. Y en el caso concreto de mi ámbito, solo con que hayamos conseguido entre todos que un niño salga de la pobreza, la inversión de nuestro tiempo habrá tenido el mejor retorno posible”.