Disfrutando del voluntariado

Una de nuestras voluntarias de Navarra, colaboró en una actividad realizando su hobby preferido: impartió una clase de baile para 12 niñas en riesgo de exclusión social de la Fundación Core.

La actividad tuvo lugar la mañana del 3 de julio, en la que se realizó una sesión muy intensa, llena de emoción y sentimientos, donde se enseñaron diferentes tipos de bailes: desde ballet clásico, fusión hasta contemporáneo.

Las alumnas estuvieron muy atentas y participativas, sonriendo y preguntando. Disfrutaron de una clase de baile. ¡Estaban cumpliendo un sueño!

No sólo las niñas estaban emocionadas, para nuestra compañera voluntaria, fue una experiencia que no olvidará.

“Es indescriptible lo que he sentido cuando las he visto bailar y expresarse a través de los movimientos. Han sido un cielo y un amor. No puedo olvidar sus sonrisas en esas caritas”.

Para la responsable de la Fundación Core también fue una clase emocionante y comentó:
“Ha sido un éxito rotundo, qué sensación más gratificante, qué caras de ilusión… algo maravilloso y mágico”

Y como no, las niñas, las verdaderas protagonistas de la mañana también expresaron lo que les había parecido la clase de baile: 

“¿Mañana venimos otra vez, verdad?”

“¡Queremos venir todos los días!”

Conseguimos nuestro objetivo: utilizar la danza como herramienta de comunicación e integración, y nos estamos planteando convertir estas clases en una actividad recurrente.

Siendo voluntarios de "la Caixa" podemos crear un voluntariado a nuestra medida, como ha sido el caso de nuestra compañera de Navarra, que ha proporcionado ilusión a las niñas con una de sus grandes pasiones.