El positivismo que genera el voluntariado

Hace diez años Manuel Calvo, Manolo para los amigos, se prejubilaba. La práctica habitual en estos casos era asistir a una reunión, junto a otros compañeros que estaban en la misma situación, donde se explicaba qué era el programa de Voluntarios de “la Caixa” y se ofrecía un kit de bienvenida. “Me explicaron en qué consistía y cómo sabía que tenía excompañeros que participaban, me animé”.

La primera actividad que realizó le enganchó para siempre y de eso hace ya una década. Desde hace tres años es delegado en Málaga.

Aterrizó por primera vez en Fuensocial, un espacio que tiene dos grupos principales de beneficiarios: personas dependientes que viven en el centro y también aquellos en una situación de vulnerabilidad que acuden al centro de día. Lo que todos tenían en común es que querían ir a una discoteca y ver lo que era. “La directora del centro no se sentía cómoda con esta petición y el grupo de voluntarios tuvimos una idea: si ellos no podían salir podíamos montar una disco en su centro”. Buscaron una grupo de música rock profesional, un catering y acondicionaron el espacio montando un escenario para convertirlo en la mejor sala de fiestas de la zona. Solo había una condición para asistir, querer bailar: “y yo que soy de los que no baila ni en las bodas, pues en esta ocasión bailé con todos los chavales”. Manolo explica que “tan bien funcionó la idea que diez años después se sigue montando la fiesta cada Navidad”.

Desde entonces, este voluntario y delegado malagueño ha ampliado su foco de actuación.  Otra de las áreas en las que Manolo se siente cómodo son las relacionadas con el mentoring y la empleabilidad del programa Incopora de ”la Caixa”: “Poder ayudar a un emprendedor a lanzar su empresa y que después esta tome forme y crezca es muy gratificante”. 

Con el voluntariado virtual ayudamos a los demás y a nosotros mismos, ocupando el tiempo que ahora nos sobra.

Manuel Calvo

En estos días de confinamiento en los que se encuentra toda la sociedad, Manolo está buscando nuevas formas para poder hacer voluntariado y sobre todo acompañar a aquellas personas que están solas en sus casas. Está convencido que pronto saldrán nuevas iniciativas que serán tan útiles como las presenciales: “Se puede hacer voluntariado de manera virtual”. Además, añade: “no solo ayudamos a los demás sino que nos ayudamos a nosotros mismos ocupando el tiempo que ahora nos sobra”.