El trabajo, principal motor de la inclusión social

“El trabajo dignifica”, dice el dicho popular, y sobre todo ayuda a sostener el sistema social en el que vivimos.

La incorporación al mercado laboral permite acceder a las diferentes prestaciones que facilitan servicios sociales, pero, además, se consiguen otros muchos beneficios básicos, como por ejemplo ampliar la red de contactos que proporcionan nuevas relaciones personales. Incluso el propio círculo cercano del trabajador, su familia, se nutre y se beneficia de su acceso a un trabajo.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), el año 2018 terminó con una tasa de desempleo del 14,3 % y, dentro del segmento de las personas desempleadas, hay diversos colectivos en situación de vulnerabilidad que presentan una mayor dificultad para poder acceder a un puesto de trabajo.

En la Asociación de Voluntarios de ”la Caixa” tenemos una línea de actuación dedicada a la empleabilidad que cuenta con la misma meta directa que el resto de ámbitos en los que participamos: mejorar la vida de las personas. En este sentido, se pone a disposición de los voluntarios, la nueva Guía de acompañamiento sociolaboral con consejos pedagógicos y prácticos para las actividades dirigidas a mejorar la inserción laboral de los colectivos más vulnerables. 

Aurora Rayón es la coordinadora de empleabilidad e inserción laboral. Fue trabajadora de CaixaBank durante 30 años y es voluntaria desde el año 2005. Gracias a su experiencia, y a su empeño en compartir ese conocimiento adquirido durante su vida laboral, impulsa este programa y lo transmite al resto de voluntarios del territorio para que se animen a desarrollar actividades dentro de este ámbito. “Empezamos indagando qué actividades se hacían en otras delegaciones y vimos la necesidad de viajar a los territorios para transmitir el programa de empleabilidad, porque, aunque cada delegación tiene autonomía, también es positivo que haya un hilo conductor y poder compartir buenas prácticas de un territorio a otro, encontrando sinergias y colaboraciones".

En el ámbito de la inserción laboral, los Voluntarios de "la Caixa" pueden participar en diferentes tipos de actividades:

- Acompañamiento sociolaboral: acompañar a la persona en el proceso de búsqueda de empleo, a través de ejercicios de elaboración de CV, role playing en diferentes formatos de entrevistas...

- Mentoría empresarial: acompañar a la persona que busca su salida laboral a través del emprendimiento

- Formación complementaria: tareas que aportan formación específica en determinadas áreas, como la contabilidad o los idiomas.

- Prospección empresarial: ayudar a lsa entidades sociales en la búsqueda de oportunidades laborales de sus beneficiarios.

En su papel de coordinadora, Aurora transmite a los voluntarios el valor añadido que pueden aportar a estas personas que buscan integrarse en el mundo laboral. “Solo la presencia de un voluntario que llega como un amigo, yendo más allá de ser un mero gestor o administrador, ya hace un mundo. Aconseja, acompaña y da el apoyo que estas personas necesitan”.

El acceso al mercado laboral garantiza la participación en la sociedad y, por tanto, ayuda a que estas personas en riesgo de exclusión social mejoren su situación: “La exclusión social puede llegar a la vida de una persona de muchas maneras; no es algo permanente, es una situación temporal que se puede revertir y el empleo es una de las vías más directas para conseguirlo”, concluye Aurora.