Equinoterapia como vehículo para la integración social

Los voluntarios de ”la Caixa” son parte de esta actividad tan necesaria para los niños con TEA (Trastorno del Espectro Autista).

La asociación ISTEA (Asociación por la Inclusión Social del Trastorno de Espectro Autista) fue creada por un grupo de familias con personas afectadas por esta enfermedad y su objetivo es fomentar el conocimiento, la participación, el apoyo y la integración de estas personas dentro de la sociedad. Y a través de la equinoterapia han encontrado un recurso para explorar rutinas terapéuticas que les benefician enormemente.

Algunos sábados, los niños y niñas de ISTEA asisten a estas sesiones de equinoterapia en el Delta del Llobregat donde los voluntarios ayudan a los monitores y terapeutas, acompañando al caballo mientras los niños realizan esta terapia.

A través del movimiento cíclico del caballo crean un ejercicio de relajación sobre los jinetes y les ayuda a establecer un vínculo emocional entre los niños y los caballos.

Comparte en redes sociales