Los orígenes de nuestra vocación solidaria

En 1902 una huelga general sacude la ciudad de Barcelona durante varios días, trece obreros mueren y hay centenares de heridos. El suceso conmociona a la población y provoca una ola de solidaridad con las víctimas.

En este contexto, un sector de la burguesía, encabezado por el abogado Francesc Moragas, recauda fondos para socorrer a los heridos y propone fundar, si es posible, una caja que promueva el ahorro y las pensiones para la vejez.

Lo que se pretende es ayudar a las clases más desfavorecidas con una entidad financiera que no solo tenga un valor económico sino también social. Así que dos años después se inaugura oficialmente la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros.

Francesc Moragas, primer director general de ”la Caixa”, impulsó una gestión profesional y ambiciosa muy diferente a la que predominaba hasta aquel momento en otras cajas. Así, ”la Caixa” nació con una finalidad social vinculada a evitar la exclusión financiera y con una voluntad de compromiso con el desarrollo socioeconómico de su territorio, explorando nuevas vías de acción social.

En el 2016, tras 110 años de historia, CaixaBank y la Fundación Bancaria ”la Caixa” fundan conjuntamente la Asociación de Voluntarios de ”la Caixa” con el objetivo de compartir un proyecto común de voluntariado.

La Asociación de Voluntarios tiene como misión contribuir a la transformación social que favorezca un mundo mejor y más justo, que dé más oportunidades a las personas que más las necesitan, a través de la participación solidaria y voluntaria. Actualmente, cuenta con más de 10.000 voluntarios en toda España que cada día realizan más de 200 horas de voluntariado.