Organizamos un desfile infantil con diseños de mujeres de Cañada Real

Un desfile infantil llega a CaixaForum Madrid, este sábado 10 de marzo, con una veintena de diseños confeccionados por mujeres de Cañada Real, de la mano de los Voluntarios de ”la Caixa” y del Proyecto ICI. ¿Te apuntas?

El desfile, en el marco de las celebraciones del Día de la Mujer, es el resultado de un curso de patronaje en el que participan mujeres de Cañada Real y que quiere contribuir a su empoderamiento y a su inclusión laboral. El curso de patronaje y costura, impartido por Voluntarios de ”la Caixa” de Madrid, es además una oportunidad de trabajo en equipo y desarrollo de habilidades sociales.

Las participantes forman parte del Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural (Proyecto ICI) que impulsa la Obra Social ”la Caixa”, junto con la entidad Fundación Secretariado Gitano - ACCEM y el Ayuntamiento de Madrid, con tal de crear espacios de encuentro de los vecinos de la Cañada Real para fomentar la cohesión social y el diálogo intercultural.

Como broche a esta formación, a la pasarela –dirigida a todos los públicos y que tendrá lugar este sábado 10 de marzo en el auditorio de CaixaForum Madrid de 11.30 a 13 h horas– le seguirá una entrega de diplomas a las propias alumnas que han confeccionado los trajes.

 

Empoderamiento de las mujeres de Cañada Real

Con esta pasarela no solo se da visibilidad al trabajo de las mujeres de Cañada Real durente el curso sino, sobre todo, se quiere contribuir a su empoderamiento y ofrecer una salida laborar. Se trata de la primera vez que estas mujeres exponen sus diseños, fruto del esfuerzo y dedicación que han realizado durante los tres últimos años en el curso de patronaje industrial y costura que imparte la voluntaria de “la Caixa”, Maria Dolores Muñoz Ruipérez, en colaboración con Fundación Secretariado Gitano.

Lola, como se la conoce a la voluntaria, destaca que “a pesar de la dificultad del idioma, de las diferentes culturas que conviven en el curso, de los inconvenientes propios del lugar, de los problemas con los que se tienen que enfrentar cada día a nivel personal, familiar, económico, sanitario y administrativo, estas mujeres acuden cada jueves a la cita semanal para aprender. De momento se conforman con ayudar a su economía familiar haciéndose su propia ropa, la de sus niñas y hasta la de las abuelas y reformando ropa que antes no sabían aprovechar. Además, se trabaja cada jornada en que su autoestima repunte. Algún día no tendrán inconveniente en decir que viven en la Cañada”.

La realización del curso les permite “trabajar en equipo, relacionarse, dejar aparcados en la puerta durante un rato sus problemas, practicar un idioma común (el español), reírse, reírse mucho, y disfrutar de un ambiente de complicidad y camaradería. Cada vez les cuesta menos juntar sus manos, de culturas diferentes, para armar una falda o una blusa. Esto es solidaridad”, añade Lola.