Salidas urbanas con nuestros mayores

Nuestra voluntaria de País Vasco acude regularmente todos los martes del mes, apoyando las salidas urbanas que los residentes de tercera edad del Hospital realizan.

Los tres primeros meses del año han sido muy ajetreados y no hemos parado de realizar excursiones: aprovechamos la jornada de rebajas de enero para disfrutar de una mañana de compras y un café terapéutico; disfrutamos de un paseo por Zierbena en La Arena; asistimos a la misa a Begoña; y realizamos una excursión a Santurce.

Todas estas actividades como indica nuestra voluntaria son “una magnífica oportunidad que los residentes tienen para salir de sus rutinas diarias en el residencial”, explica: “disfrutamos muchísimo de cada salida, no paramos de charlar y reírnos. Hemos conseguido crear un grupo muy ameno donde las conversaciones interesantes no faltan”. Concluye que “es gratificante observar como esperan con entusiasmo tu llegada y como agradecen tu compañía”.

Nuestra Voluntaria acude fielmente a su cita todos los martes del mes con una gran sonrisa en su cara, como ella apunta: “el beneficio es recíproco, siento que ellos me aportan más de lo que yo a ellos, pero los buenos ratos quedan para nosotros”.

Nuestra Voluntaria acude fielmente a su cita todos los martes del mes con una gran sonrisa en su cara, como ella apunta: “el beneficio es recíproco, siento que ellos me aportan más de lo que yo a ellos, pero los buenos ratos quedan para nosotros”.