Siete razones por las que querrás ser voluntario

El tiempo es uno de los bienes más preciados en nuestra sociedad, e invertirlo en ser voluntario para acompañar a los demás es un gran acto de generosidad.

Sin embargo, hay algo menos conocido sobre el voluntariado, y es que no solo ayudamos a los demás, sino que, al mismo tiempo, también podemos ayudarnos a nosotros mismos. Estos son algunos de los beneficios que te aportará ser voluntario:

1. Desarrollo de habilidades comunicativas

Al ajustar tu conducta a la situación que estás viviendo, te enriqueces como persona y te entrenas para futuras experiencias. Mejoras tus relaciones para que sean más eficaces y saludables.

2. Mente activa

La sensación de sentirte útil y necesario, la de formar parte de algo, son sensaciones y sentimientos que afectan positivamente a tu persona y está comprobado que disminuyen el riesgo de sufrir enfermedades mentales como puede ser la depresión. Además, mejora la concepción que tienes sobre ti mismo y te aparta del egocentrismo que suele dominar nuestras vidas.

3. Mejora la condición física

No te vas a poner en forma, de repente, solo por ser voluntario, pero sí que te mantiene activo y mejora tu salud física, como por ejemplo con actividades deportivas al aire libre o visitas culturales. O incluso con actividades más pasivas, como son los acompañamientos, que mejoran la salud cardiovascular.

4. Salir de la rutina

El voluntariado te permite explorar intereses y conocer nuevas pasiones. De una manera divertida puedes dejarte llevar por actividades de cualquier tipo que te permiten salir del tedio del día a día.

5. Te conviertes en agente de cambio

Sí, como lo lees, si eres de los que quieren luchar por un mundo mejor en el que las injusticias y el sufrimiento acaben desapareciendo, el voluntariado forma parte de ese granito de arena que puedes aportar para mejorar la sociedad.

6. Conectas con otras personas

Conoces vidas, historias y situaciones de otras personas, lo que aporta puntos de vista diferentes y te ayuda a generar empatía por aquello que no conocemos.

7. Ayudar es sorprendentemente divertido

Por raro que parezca, el voluntariado puede generarte buenos ratos de diversión que aportan un nivel más a esa sensación tan gratificante que da ayudar a los demás.

Ahora que ya sabes qué beneficios te puede aportar el voluntariado, piensa en tus habilidades, en lo que te gusta y puedes llegar a hacer y busca tu actividad haciendo clic aquí.

Comparte en redes sociales