Tener tiempo libre: un privilegio de la jubilación

El voluntariado en ”la Caixa” es la mejor forma que tengo de devolver a la sociedad un poquito de lo que me ha dado.

Manuel Maldonado, voluntario de Granada, transmite con estas palabras tan sinceras su gran vocación a la labor social y que, gracias a su periodo de jubilación, ha podido disfrutar con más disponibilidad.

Imparte talleres de Educación Financiera básicos a toda clase de colectivos, uno de los últimos destinado a jóvenes discapacitados con Síndrome de Down. La primera vez que impartió un taller para este colectivo sintió respeto:  “¿Seré capaz de conectar con los alumnos?”, se preguntaba. Y sí, lo fue. “Me olvidé de tecnicismos y me dediqué a impartirlo desde lo que sentía en mi interior. Y la participación del grupo fue extraordinaria. Nunca lo olvidaré”.  Como él mismo indica: "después de vivir experiencias como ésta, he perdido el miedo a cualquier realidad que la vida me presente".

Para Manuel, el voluntariado le ha hecho aprender que todos los seres humanos tenemos las mismas capacidades en nuestro interior y que debemos compartir para poder beneficiar al resto de la sociedad. 

Los jubilados somos privilegiados de la vida por tener todo el tiempo del mundo a nuestra disposición

Manuel Maldonado

Comparte en redes sociales