Una gran sorpresa para un pequeño deseo

A veces, cumplir el deseo de un niño puede ser la mejor medicina. Bajo esta premisa trabaja la Fundación Pequeño Deseo, que en esta ocasión promovió en Córdoba una sorpresa para Lucía, una chica de 14 años que padece una enfermedad grave.

Lucía es una gran aficionada al arte, y por ello, Pequeño Deseo hizo posible que el pasado 9 de noviembre visitara el Museo del Prado, en Madrid.

Los Voluntarios de ”la Caixa” debíamos ser los portadores de tan magnífica sorpresa, ya que Lucía sabía que iba a Madrid, pero no sospechaba que el motivo de ese viaje era que ella pudiera conocer de primera mano obras maestras universales de la pintura. Así, esperamos a Lucía en el acceso al tren, y mediante unos carteles que fuimos descubriendo, desvelamos el verdadero motivo de todo aquello: generar ilusión y esperanza en una chica que convive a diario con una grave enfermedad.

Para enriquecer esta bonita sorpresa regalamos a Lucía dos láminas de otras tantas obras de Velázquez, obras que podría ver directamente en el Museo solo unas pocas horas después. Una de las láminas llevaba además un bonito mensaje que en su día dijera el pintor sevillano: “Procura que tus sueños se vuelvan metas y no se queden sólo en sueños”.

Y como creemos en ello, allí estuvimos para ayudar en lo posible a que los sueños de Lucía vayan convirtiéndose en metas.