Encuentros digitales en la cocina

Hernando Toledo, voluntario de Canarias, es la cara visible de una de las actividades activas de cocina online, en la que ayuda a jóvenes tutelados.

Desde la Delegación de Canarias se trabaja con varias asociaciones de la zona que gestionan viviendas tuteladas. En estos pisos acogen a jóvenes que abandonan las casas dentro del sistema de protección del menor y, por diferentes circunstancias, no pueden volver al hogar familiar. El objetivo principal de esta colaboración es potenciar la autonomía personal de estos jóvenes, guiándoles en su paso a la vida adulta.

Aprender a cocinar es una de las tareas que ayudan al desarrollo personal. Hernando, con su perfil de “cocinillas” y su bagaje gastronómico (fue propietario de un restaurante), se ofreció a llevar a cabo esta iniciativa tan necesaria.

En las clases, que realiza en la cocina de su propia casa, comparte recetas de platos sencillos y versátiles con los que enseñarles varios consejos. «El objetivo es que aprendan a cocinar. Por ello, decidí darles más recursos y no sólo una sola receta. Partiendo de la base de un plato, les enseño otras elaboraciones con distintos ingredientes».

Además del contenido, para Hernando la puesta en escena también es un elemento importante. Pensó en cómo mantener el interés de los jóvenes en el plato, y que, a la vez, fuera una experiencia cercana y amena: «Utilicé Zoom con el ordenador y el móvil. De esta manera veían el plato para seguir toda la elaboración y, al mismo tiempo, me veían a mí hablarles y contarles los pasos».

El taller tuvo tanto éxito que la duración inicial de una hora se transformó en tres, por el buen ambiente que se generó. Por ello, Hernando espera poder continuar con las clases y seguir aportando sus conocimientos de cocina a estos jóvenes que tanto lo necesitan.

Esa conexión interpersonal que se crea en cada actividad me recarga de energía positiva.

Hernando Toledo

Estos talleres de cocina pasan a formar parte del conjunto de recuerdos de voluntariado de Hernando. De todas las experiencias destaca la conexión que se da con los beneficiarios, sobre todo, cuando son conscientes de la ayuda que reciben: «Las sonrisas que te devuelven son fantásticas».