El agradecimiento es la recompensa del voluntariado

“El agradecimiento de los monitores ha sido enorme. Este tipo de actividades les mantienen activos y pueden salir un poco de la rutina”.

Son palabras de Enrique de la Cuesta, voluntario de Burgos, sobre el taller de cocina on-line en el que ha participado. Él, junto a otros voluntarios, colaboraron con la Asociación Autismo Burgos, entidad promovida por familiares de personas con trastorno del espectro autista, cuyo propósito es mejorar la calidad de vida y concienciar sobre los derechos de estas personas y de sus familias en la provincia de Burgos.

En esta actividad, Enrique formó equipo con otros compañeros de voluntariado dos de los cuales son cocineros y otro trabaja en un centro ocupacional. Es decir, tenían los conocimientos idóneos para poder trasladar su experiencia a esta iniciativa, adaptando la actividad para que los miembros de Autismo Burgos pudieran realizarlo acompañados de sus monitores. 

Además, para la elaboración del menú contaron el apoyo de algunos miembros de la Sociedad Gastronómica de Burgos que ayudaron a pensar y adaptar los platos para que los participantes de Autismo Burgos pudieran cocinarlos sin problema: «Mientras cocinamos, fuimos grabando el vídeo con el paso a paso de cada plato».

Posteriormente enviaron el vídeo finalizado a la entidad junto con los alimentos necesarios para preparar los platos. También se les facilitaron unas fichas explicativas de las recetas para que pudieran seguir el taller de cocina dirigido por los monitores que les atienden. El objetivo principal fue hacerles pasar un día diferente alrededor de una actividad divertida y estimulante. «Por los comentarios posteriores de los monitores y las fotos que nos mandaron se nota que lo disfrutaron muchísimo».

La capacidad de alcance que tenemos los Voluntarios de ”la Caixa” y los recursos que se destinan a ayudar a todo tipo de colectivos es algo que me enorgullece.

Enrique de la Cuesta


Enrique tiene el voluntariado muy integrado en su vida, pero reconoce que, desde que está en Voluntarios ”la Caixa”, lo vive más intensamente: «La capacidad de alcance que tenemos y los recursos que se destinan a ayudar a todo tipo de colectivos es algo que me enorgullece. Es un impulso a nuestra dedicación y una garantía de que la labor social tiene resultados».