Jóvenes interesados en finanzas

Captar el interés de los adolescentes en un tema poco común entre sus gustos y aficiones puede ser todo un reto. Sin embargo, el programa Finanzas para Jóvenes está rompiendo barreras y trasladando la importancia de las habilidades financieras para el día a día.

Voluntarios como José María Rubio, de Murcia, han comprobado de primera mano cómo los jóvenes están descubriendo la utilidad y lo necesario que es el conocimiento financiero básico para su rutina diaria: «Ha sido una experiencia muy gratificante ver cómo le encontraban sentido a los contenidos del programa y como lo pueden aplicar en su vida».

José María ha impartido talleres a alumnos de numerosos institutos y en todos reconoce que le ha impresionado el interés que demuestran y las preguntas que le realizan: «A través de los contenidos del programa y con ejemplos de casos reales les hemos mostrado situaciones que pueden experimentar y cómo el conocimiento financiero les puede ayudar». Además, durante el confinamiento, José María y su compañero voluntario Agustín continuaron su labor de forma on-line a través de la app Zoom, con la que impartieron las charlas y talleres que quedaron pendientes durante el curso.
Al fin el profesor nos felicita: Habéis logrado captar su atención.

José María Rubio


Finanzas para Jóvenes ha sido el programa con el que José María se ha lanzado por completo al voluntariado después de su prejubilación. Una experiencia tan positiva que incluso le inspiró una preciosa poesía en la que plasma con mucho detalle todo lo vivido:

Del trabajo hemos sido liberados,
nos marchamos con gratas sensaciones
de haber cumplido bien nuestras funciones
y siendo justamente compensados.

 

Y ahora es cuando un tesoro descubrimos:
Tiempo libre que podemos gestionar,
sin que nadie nos intente presionar.
Y un fuerte agradecimiento sentimos.

 

Mas si la sociedad nos ha tratado
de modo preferente, es razonable,
pensar que en algo estamos obligados,
al que lo necesita echar un cable.

 

Así pues, se nos pide esta actuación:
dar clases y talleres de finanzas,
a jóvenes que eligen esa opción
en centros de secundaria enseñanza.

 

Comienza nuestra exposición tal día,
Dudamos si despertará interés.
Podemos comprobar con alegría,
que quieren escuchar otra después.

 

Seguimos el guión facilitado,
con breves cuñas de alguna experiencia,
logrando un positivo resultado.
Lo pasa bien la muy joven audiencia.

 

Aprenden el dinero administrarse,
Tener control y el gasto vigilar.
Si alguna vez hubieran de endeudarse,
la más sensata opción han de firmar.

 

Decimos que el ahorro es importante
tenerlo por lo que pueda pasar.
Sin él no hay quien un imprevisto aguante,
tus planes se pueden desbaratar.

 

Hablamos de vitales objetivos,
los sueños que cumplir cuestan dinero.
Y si ello es su deseo definitivo,
procúrense respaldo financiero.

 

Preguntas nos hacen continuamente,
de casos que han visto en televisión.
Respuestas les damos amablemente.
Sus rostros denotan satisfacción.

 

Al fin el profesor nos felicita:
Habéis logrado captar su atención.
Alegre nos despide y nos invita
con mucho gusto a dar otra sesión.