«Compartir el voluntariado con la familia es una oportunidad única»

La implicación de las familias de los Voluntarios de ”la Caixa” en las iniciativas y acciones que se llevan a cabo supone un valor añadido a la experiencia tan gratificante de aportar a quien más lo necesita.

Desde hace unos meses, Jesús Roig, voluntario de Valencia, está muy implicado en la colaboración con el Banco de Alimentos para el reparto entre familias desfavorecidas. Cada quince días acude junto a otros compañeros voluntarios para preparar y repartir los lotes de productos y ayudar en cualquier tarea que sea necesaria: «Somos varios equipos de 7-8 Voluntarios de ”la Caixa” que nos repartimos en semanas alternas, dos días por semana para poder sacar adelante el reparto junto a los voluntarios del Banco de Alimentos».

Debido a la pandemia, han detectado un aumento considerable en las solicitudes de personas que precisan de esta ayuda: «Lo hemos visto en la recogida. Según datos del Banco de Alimentos, han pasado un total de 6.000 personas por el reparto. La situación ha empeorado mucho».

Para Jesús, además, esta acción tiene un grado de emoción extra ya que se realiza en el estadio de Mestalla, un lugar emblemático y cargado de significado para él: «Participar junto al Valencia CF, que es la entidad que más años está en mi vida, y poder hacerlo como Voluntario de ”la Caixa” es muy emocionante. Es un vínculo muy grande».

Compartir el voluntariado con la familia es una oportunidad única de mostrarles lo que significa y de que encuentren su forma de mejorar la sociedad.

Experiencia de Jesús Roig


Sumado a todos esos motivos, Jesús es, además, testigo directo de cómo el voluntariado puede convertirse en una actividad para disfrutar en familia: «Compartir este tiempo con la familia es una oportunidad única de mostrarles lo que significa el voluntariado y, si les acaba gustando, de que encuentren su forma de devolver su parte a la sociedad».