«El voluntariado me ha hecho comprender las verdaderas necesidades de la sociedad»

Bàrbara Royo se inscribió a la Asociación de Voluntarios de CaixaBank hace aproximadamente 13 años, junto a sus compañeros de oficina de CaixaBank cuando se fundó la Delegación de Terres de l’Ebre.

Bàrbara afirma con satisfacción que, a día de hoy, toda la plantilla que formaba parte de su oficina de CaixaBank en Tortosa continúan en activo como Voluntarios CaixaBank, aunque ya no compartan el mismo destino laboral: «Es muy gratificante comprobar que, a pesar de la distancia, todos seguimos formando parte del Voluntariado y que gracias a nuestra participación en las actividades no hemos perdido el contacto y mantenemos una buena amistad».

Para Bàrbara, el tiempo que dedica al voluntariado le genera bienestar y una gratitud difícil de describir. Además, a nivel personal le ha aportado una serie de valores fundamentales que comparte con su familia: «Ver crecer a mis dos hijos participando y disfrutando del Voluntariado junto a mi esposo, me ha dado un punto de vista más comprensivo sobre las verdaderas necesidades de la sociedad».

Una de las actividades que recuerda con más cariño es una acción de medioambiente en la que plantaron árboles en el Parque Natural del Delta del Ebro: «Fui con mi hijo de cuatro años y juntos plantamos un árbol. Desde entonces hemos ido cada año para comprobar cómo iba creciendo. Puedo decir que es una actividad que siempre formará parte de nuestras vidas».

Las actividades on-line nos ayudan a mantener encendida la ilusión del Voluntariado.

Bárbara Royo

Ahora, desde casa, Bàrbara realiza acompañamiento a personas mayores a través de llamadas telefónicas para que puedan sentirse lo más acompañadas posible: «La posibilidad de hacer actividades on-line nos ayuda un poco a mantener encendida la ilusión del Voluntariado».

En definitiva, Bàrbara valora muy positivamente poder continuar con su labor desde casa: «Es de valorar que mientras esperamos a que la situación mejore y podamos recuperar la parte presencial, la Asociación de Voluntarios de CaixaBank continúe con su actividad buscando soluciones para seguir ayudando al mayor número de entidades posibles y un ejemplo claro ha sido la última Semana Social».