«El Voluntariado de CaixaBank es muy versátil y se adapta a cualquier disponibilidad»

Poder dedicar tiempo a la acción social dentro de la rutina diaria, puede ser muy complicado en algunos casos. Por esta razón, el Voluntariado de CaixaBank destaca gracias a sus diferentes opciones de compromiso.

Esta es una característica que destacan muchos Voluntarios CaixaBank, como, por ejemplo, Gloria Pérez-Fontán, de la Delegación de Baleares: «Es un voluntariado muy versátil y se adapta a tu tiempo y disponibilidad. Para mí, que soy madre trabajadora y quiero colaborar, es algo muy importante y lo valoro mucho».

Gloria empezó el año pasado su actividad como Voluntaria CaixaBank, desde su inicio, se ha mantenido muy activa destacando, sobre todo, la enorme variedad de actividades a las que se puede acceder: «Es un voluntariado totalmente variado. Puedes hacer acciones de medioambiente, de acompañamiento o colaborar en comedores sociales que, en mi caso, fue la primera actividad en la que yo participé».

Una de las actividades que recuerda con especial cariño es una recogida de residuos de plástico en la playa en la que participó junto a su familia: «La recuerdo con cariño porque fue muy familiar e incluso hacíamos juegos entre nosotros. Además, me llamó la atención que, al vernos a nosotros, había personas que estaban en la playa y se animaron a ayudar en la recogida».

Se ha sabido replantear el voluntariado rápidamente para que podamos seguir colaborando desde casa.

Gloria Pérez Fontán

Para Gloria, el voluntariado on-line le ha dado la oportunidad de seguir con su actividad de voluntaria desde casa: «Es muy importante cómo desde Voluntarios CaixaBank se ha sabido replantear el voluntariado rápidamente para no parar y que podamos seguir colaborando».

Además, para ella, una ventaja de estar en casa es poder implicar a su familia en el voluntariado de forma muy natural: «Ahora participamos todos y es muy bonito compartir con ellos lo que significa el voluntariado». Gloria y su familia han participado y continúan haciéndolo en muchas iniciativas: «Hemos hecho lectura de cuentos en vídeo para niños hospitalizados, hemos cocinado en casa para donar a entidades que lo necesitan y hemos escrito postales a los ancianos de residencias felicitándoles la Navidad. Se ha convertido en un tiempo que pasamos en familia y en el que además, con muy poco esfuerzo, ayudamos a mucha gente. Es maravilloso».