Más de 850 cartas contra la soledad

Compañía, cercanía, cariño… Son varios los sentimientos que “Cartas contra la soledad” ha despertado en las personas mayores que han recibido estos envíos, aunque hay uno que sobresale por encima del resto: agradecimiento.

Una vez finalizado el proyecto “Cartas contra la soledad” llega el momento de hacer balance y recuperar las sensaciones y experiencias que esta iniciativa nos ha dado. Esta actividad ha movilizado a más de 360 voluntarios de ”la Caixa”, quienes se han volcado en transmitir sus ánimos y palabras de esperanza a las personas mayores. La tercera edad está siendo uno de los colectivos más afectados en la crisis sanitaria, y la recepción de estas cartas, su lectura, y posterior respuesta ha sido muy celebrada y agradecida por todos los participantes.

«Agradecemos a todas las personas que han dedicado parte de su tiempo a hacer del nuestro algo más agradable, y también a todos los que lo hacen posible día a día». Éste es parte del testimonio de uno de los residentes de Nuestra Casa la Grande, el centro de mayores de Navares de Enmedio, una pequeña localidad de Segovia. La red de distribución ha funcionado perfectamente y las cartas han llegado a un gran número de residencias, algunas situadas en lugares tan remotos como este municipio segoviano de menos de 100 habitantes.

 

En varios casos, la correspondencia ha fluido de forma muy dinámica, tanto, que se han llegado a intercambiar hasta cinco rondas de respuestas. Esto ha sido posible, principalmente, gracias a la coordinación entre las diferentes delegaciones de todo el territorio y la colaboración de las entidades y los trabajadores de los centros.

Sumando todos los intercambios se ha llegado a un total de más de 1.000 interacciones entre voluntarios y beneficiarios. Incluso, en los casos en los que no era posible la contestación por escrito, los voluntarios han recibido audios de agradecimiento a sus cartas.

“Cartas contra la soledad” ha sido la prueba de las posibilidades que nos da el entorno digital. Es decir, aprovechar los recursos disponibles para extraer una experiencia positiva, creando vínculos fuertes, llenos de esperanza y alegría para ayudar a sobrellevar la complicada situación de estos últimos meses.

Noticias relacionadas