Cartas de verano

Más allá de la situación de crisis, el verano en los centros de mayores siempre ha sido un poco más solitario que el resto del año.

Por eso, sigue siendo muy necesario estar al lado de las personas mayores, sobre todo quienes viven en una soledad no escogida y, por tanto, pasan muchas horas al día sin prácticamente ningún contacto social.  

Los Voluntarios de “la Caixa” están colaborando con una residencia del barrio madrileño de Vallecas para establecer una red de intercambio de cartas. Antes de presentarles a cada una de las personas mayores que participarían en el proyecto, la responsable de Amigos de los Mayores consideró necesario explicarles qué significa el concepto de soledad no deseada y qué sienten y cómo intentan gestionar este problema los ancianos que viven en dicha situación. De esta manera, los voluntarios han podido empatizar más profundamente con los beneficiarios de la actividad.

Seis voluntarios han escrito cartas a seis de los residentes del centro, en las que compartieron sus historias de vida. Actualmente están esperando las respuestas de los beneficiarios con quienes esperan poder continuar la correspondencia hasta el 30 de septiembre y, de esta manera, poder hacerles más llevaderos los días.

Si fuera posible, en otoño, tienen intención de organizar un encuentro con ellos en otoño para conocerse. Mientras llega ese día, la recepción de las cartas les ayudará a hacer más llevaderos los momentos de soledad.

Noticias relacionadas