Adaptándonos para descubrir las maravillas del aceite de oliva

El aceite de oliva es uno de los tesoros de nuestra gastronomía y poder probarlo a través de una cata para detectar sus matices es un ejercicio sorprendente y estimulante para las personas que participan.

Bajo esta premisa de aportar una experiencia diferente y motivadora, los Voluntarios de ”la Caixa” junto a la Fundación CITOLIVA realizaron esta cata de aceite destinada a un grupo de personas con discapacidad intelectual pertenecientes a nueve entidades sociales de Jaén, Granada y Almería.

La Fundación CITOLIVA, entidad sin ánimo de lucro que tiene como objetivo impulsar la innovación tecnológica para cubrir las necesidades del sector oleícola, envió a las residencias los lotes de producto necesarios para la actividad. Durante el desarrollo del taller, los Voluntarios de ”la Caixa” de Jaén participaron como anfitriones y moderadores de esta iniciativa on-line y se contó con la ayuda del personal especializado de las distintas asociaciones, además de la colaboración especial de un mimo que iba explicando de forma gráfica todo el proceso de la cata.

 

Gracias al proceso guiado a través de videollamada en Zoom, los participantes pudieron conocer las distintas variedades de aceites de oliva y experimentar con el producto explorando los distintos sabores y texturas. Fue una sesión de exploración sensitiva (vista, gusto, olfato) y de aprendizaje acerca de uno de los productos distintivos del campo español.

Con el objetivo principal de mejorar la calidad de vida de los beneficiarios, desde la Asociación de Voluntarios de ”la Caixa” buscamos implementar nuevas iniciativas a distancia que permitan aportar un valor añadido y conformen una experiencia enriquecedora. 

Noticias relacionadas